domingo, 3 de julio de 2016

1 Juan 2:12-29

Por Jorge Malibran Lacorte
El tema de este pasaje es claro..."Permaneced en la verdad". Sabemos a diferencia de Pilato Que y Quién es la Verdad...Jesucristo, el Hijo de Dios. 

El Apóstol Juan no vacila en apuntar sobre la importancia del conocimiento de Jesús, y manda un mensaje a toda la familia. Estamos solo de paso por esta vida, pero mientras está vida pasa tenemos que venir al conocimiento de Cristo y tomar la más grande decisión que cualquier ser humano pueda tomar... Conocerle y seguirle.

Mucha gente dice haberle conocido, pero los frutos hablan y muestran finalmente hacia dónde está mirando su corazón. Una cosa es clara...No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. 

Tomemos hoy nuestra decisión. No nos equivoquemos. Sigamos a Jesús. 

Bendiciones.

1 Juan 2:12-27 

12 Os escribo a vosotros, hijitos, porque vuestros pecados os han sido perdonados por su nombre.

13 Os escribo a vosotros, padres, porque conocéis al que es desde el principio. Os escribo a vosotros, jóvenes, porque habéis vencido al maligno. Os escribo a vosotros, hijitos, porque habéis conocido al Padre.

14 Os he escrito a vosotros, padres, porque habéis conocido al que es desde el principio. Os he escrito a vosotros, jóvenes, porque sois fuertes, y la palabra de Dios permanece en vosotros, y habéis vencido al maligno.

15 No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.

16 Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.

17 Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.

El anticristo
18 Hijitos, ya es el último tiempo; y según vosotros oísteis que el anticristo viene, así ahora han surgido muchos anticristos; por esto conocemos que es el último tiempo.

19 Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubiesen sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifestase que no todos son de nosotros.

20 Pero vosotros tenéis la unción del Santo, y conocéis todas las cosas.

21 No os he escrito como si ignoraseis la verdad, sino porque la conocéis, y porque ninguna mentira procede de la verdad.

22 ¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo? Este es anticristo, el que niega al Padre y al Hijo.

23 Todo aquel que niega al Hijo, tampoco tiene al Padre. El que confiesa al Hijo, tiene también al Padre.

24 Lo que habéis oído desde el principio, permanezca en vosotros. Si lo que habéis oído desde el principio permanece en vosotros, también vosotros permaneceréis en el Hijo y en el Padre.

25 Y esta es la promesa que él nos hizo, la vida eterna.

26 Os he escrito esto sobre los que os engañan.

27 Pero la unción que vosotros recibisteis de él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que nadie os enseñe; así como la unción misma os enseña todas las cosas, y es verdadera, y no es mentira, según ella os ha enseñado, permaneced en él.

28 Y ahora, hijitos, permaneced en él, para que cuando se manifieste, tengamos confianza, para que en su venida no nos alejemos de él avergonzados.

29 Si sabéis que él es justo, sabed también que todo el que hace justicia es nacido de él.

sábado, 2 de julio de 2016

Cristo, nuestro abogado

Pastor Jorge Malibran Lacorte
1 Juan 2:1-11
El apóstol Juan nos habla sobre nuestro gran abogado Cristo y nos invita a ya no pecar más, sino más bien vivir una vida de congruencia entre lo que sabemos y creemos y lo que hacemos.

No podemos decir que le conocemos si estamos haciendo justamente lo contrario a sus sabias enseñanzas. Simplemente y sin más complicación, nuestro anhelo debe ser andar como el anduvo. 

Así mismo, el campo de trabajo del Cristiano comienza con la relación de amor que debe practicar con su hermano. Solo por medio del Santo Espíritu de Dios podremos amar como Jesús amó, pasando por alto toda ofensa y agravio. 

Si no perdonamos nos engañamos a nosotros mismos y no estamos en luz sino en tinieblas. 

Dios les bendiga.

La Biblia

Reina Valera

1 Juan 2:1-11

Cristo, nuestro abogado

2 Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.

2 Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo.

3 Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos.

4 El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él;

5 pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en él.

6 El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo.

El nuevo mandamiento
7 Hermanos, no os escribo mandamiento nuevo, sino el mandamiento antiguo que habéis tenido desde el principio; este mandamiento antiguo es la palabra que habéis oído desde el principio.

8 Sin embargo, os escribo un mandamiento nuevo, que es verdadero en él y en vosotros, porque las tinieblas van pasando, y la luz verdadera ya alumbra.

9 El que dice que está en la luz, y aborrece a su hermano, está todavía en tinieblas.

10 El que ama a su hermano, permanece en la luz, y en él no hay tropiezo.

11 Pero el que aborrece a su hermano está en tinieblas, y anda en tinieblas, y no sabe a dónde va, porque las tinieblas le han cegado los ojos.

jueves, 30 de junio de 2016

La exaltación de Israel

Pastor Jorge Malibráb Lacorte
Abdías 1:15-21
"Porque cercano está el día de Jehová sobre todas las naciones; como tú hiciste se hará contigo; tu recompensa volverá sobre tu cabeza".

Es increíble que constantemente la Palabra de Dios nos advierte de este día terrible para muchos, sin embargo la gente piensa que esto nunca va a llegar. Cada minuto que pasa nos acerca más y más al cumplimiento de esta palabra. 

Sin embargo, habrá un remanente que se salve en el monte de Sión. Esto nos anima a los que hemos creído en el nombre de Jesús a perseverar, a pesar de los ataques y aflicciones que vamos viviendo día tras día. 

Dios promete que a quienes retengan su integridad y no se salgan del camino serán restaurados y poseerán lo que por mucho tiempo tuvieron los enemigos del pueblo de Dios. 

Qué importante es entonces guardarnos en integridad y fidelidad a Dios y su palabra. 

Recordemos que el Señor vuelve por su pueblo, y ahí debemos estar tú y yo para celebrarlo. 

Bendiciones.

La Biblia

Reina Valera

Abdías 1:15-21

La exaltación de Israel

15 Porque cercano está el día de Jehová sobre todas las naciones; como tú hiciste se hará contigo; tu recompensa volverá sobre tu cabeza.

16 De la manera que vosotros bebisteis en mi santo monte, beberán continuamente todas las naciones; beberán, y engullirán, y serán como si no hubieran sido.

17 Mas en el monte de Sion habrá un remanente que se salve; y será santo, y la casa de Jacob recuperará sus posesiones.

18 La casa de Jacob será fuego, y la casa de José será llama, y la casa de Esaú estopa, y los quemarán y los consumirán; ni aun resto quedará de la casa de Esaú, porque Jehová lo ha dicho.

19 Y los del Neguev poseerán el monte de Esaú, y los de la Sefela a los filisteos; poseerán también los campos de Efraín, y los campos de Samaria; y Benjamín a Galaad.

20 Y los cautivos de este ejército de los hijos de Israel poseerán lo de los cananeos hasta Sarepta; y los cautivos de Jerusalén que están en Sefarad poseerán las ciudades del Neguev.

21 Y subirán salvadores al monte de Sion para juzgar al monte de Esaú; y el reino será de Jehová.

La humillación de Edom

Por Jorge Malibrán Lacorte
Abdías 1:1-14
Se nos habla aquí sobre Edom y su arrogancia pues está lleno de soberbia creyendo que está por encima de todos y lejos de toda posibilidad de caída.

Sin embargo, es interesante ver cómo Dios le declara que no importa a dónde se vaya o donde se esconda, y aún si a la altura de las estrellas pusiera su nido,..."de ahí te derribaré" 

Por ningún motivo Dios acepta que nos envanezcamos y mucho menos que abusemos o hagamos burla del de pobre condición. Más bien, debemos recordar siempre de donde nos ha traído Dios y como solo por su misericordia hemos sido lavados de nuestra maldad. 

Ciertamente, la sabiduría y la vida están en someternos humildemente a la soberanía de Dios.La soberbia viene cuando nos olvidamos de Dios. 

Maravilloso día es este para doblar nuestras rodillas ante Él y declarar que todo es suyo por siempre.

Bendiciones.

La Biblia

Reina Valera

Abdías 1:1-14

La humillación de Edom

1 Visión de Abdías.
Jehová el Señor ha dicho así en cuanto a Edom: Hemos oído el pregón de Jehová, y mensajero ha sido enviado a las naciones. Levantaos, y levantémonos contra este pueblo en batalla.

2 He aquí, pequeño te he hecho entre las naciones; estás abatido en gran manera.

3 La soberbia de tu corazón te ha engañado, tú que moras en las hendiduras de las peñas, en tu altísima morada; que dices en tu corazón: ¿Quién me derribará a tierra?

4 Si te remontares como águila, y aunque entre las estrellas pusieres tu nido, de ahí te derribaré, dice Jehová.

5 Si ladrones vinieran a ti, o robadores de noche (!!cómo has sido destruido!), ¿no hurtarían lo que les bastase? Si entraran a ti vendimiadores, ¿no dejarían algún rebusco?

6 !!Cómo fueron escudriñadas las cosas de Esaú! Sus tesoros escondidos fueron buscados.

7 Todos tus aliados te han engañado; hasta los confines te hicieron llegar; los que estaban en paz contigo prevalecieron contra ti; los que comían tu pan pusieron lazo debajo de ti; no hay en ello entendimiento.

8 ¿No haré que perezcan en aquel día, dice Jehová, los sabios de Edom, y la prudencia del monte de Esaú?

9 Y tus valientes, oh Temán, serán amedrentados; porque todo hombre será cortado del monte de Esaú por el estrago.

10 Por la injuria a tu hermano Jacob te cubrirá verg:uenza, y serás cortado para siempre.

11 El día que estando tú delante, llevaban extraños cautivo su ejército, y extraños entraban por sus puertas, y echaban suertes sobre Jerusalén, tú también eras como uno de ellos.

12 Pues no debiste tú haber estado mirando en el día de tu hermano, en el día de su infortunio; no debiste haberte alegrado de los hijos de Judá en el día en que se perdieron, ni debiste haberte jactado en el día de la angustia.

13 No debiste haber entrado por la puerta de mi pueblo en el día de su quebrantamiento; no, no debiste haber mirado su mal en el día de su quebranto, ni haber echado mano a sus bienes en el día de su calamidad.

14 Tampoco debiste haberte parado en las encrucijadas para matar a los que de ellos escapasen; ni debiste haber entregado a los que quedaban en el día de angustia.

Dedicación del muro

Pastor Jorge Malibran Lacorte
Nehemías 12:31-47 
Llegó el momento de dedicar el muro que se había construido en torno a Jerusalén. Un muro que daba gran protección a los hijos de Dios de los enemigos que celaban el crecimiento y prosperidad de la casa de Dios. Esto se refleja en la presencia de dos coros que van a participar en la gran celebración. Y sacrificaron aquel día numerosas víctimas porque Dios los había recreado con grande contentamiento. 

Igualmente, pusieron varones que recogieran las ofrendas, primicias y diezmos, y las porciones legales para los sacerdotes y levitas. Que importante es el ministerio de los levitas y cantores. Ellos nos dirigen en medio de la gran celebración. 

¿Cuando fue la última vez que oramos por ellos? 

¿Como hacerles patente nuestro agradecimiento por su servicio y dedicación? 

Bendigámosles de una u otra forma.

Bendiciones.

La Biblia 

Reina Valera

Nehemías 12:31-47 

31 Hice luego subir a los príncipes de Judá sobre el muro, y puse dos coros grandes que fueron en procesión; el uno a la derecha, sobre el muro, hacia la puerta del Muladar.

32 E iba tras de ellos Osaías con la mitad de los príncipes de Judá,

33 y Azarías, Esdras, Mesulam,

34 Judá y Benjamín, Semaías y Jeremías.

35 Y de los hijos de los sacerdotes iban con trompetas Zacarías hijo de Jonatán, hijo de Semaías, hijo de Matanías, hijo de Micaías, hijo de Zacur, hijo de Asaf;

36 y sus hermanos Semaías, Azarael, Milalai, Gilalai, Maai, Natanael, Judá y Hanani, con los instrumentos musicales de David varón de Dios; y el escriba Esdras delante de ellos.

37 Y a la puerta de la Fuente, en frente de ellos, subieron por las gradas de la ciudad de David, por la subida del muro, desde la casa de David hasta la puerta de las Aguas, al oriente.

38 El segundo coro iba del lado opuesto, y yo en pos de él, con la mitad del pueblo sobre el muro, desde la torre de los Hornos hasta el muro ancho;

39 y desde la puerta de Efraín hasta la puerta Vieja y a la puerta del Pescado, y la torre de Hananeel, y la torre de Hamea, hasta la puerta de las Ovejas; y se detuvieron en la puerta de la Cárcel.

40 Llegaron luego los dos coros a la casa de Dios; y yo, y la mitad de los oficiales conmigo,

41 y los sacerdotes Eliacim, Maaseías, Miniamín, Micaías, Elioenai, Zacarías y Hananías, con trompetas;

42 y Maasías, Semaías, Eleazar, Uzi, Johanán, Malquías, Elam y Ezer. Y los cantores cantaban en alta voz, e Izrahías era el director.

43 Y sacrificaron aquel día numerosas víctimas, y se regocijaron, porque Dios los había recreado con grande contentamiento; se alegraron también las mujeres y los niños; y el alborozo de Jerusalén fue oído desde lejos.

Porciones para sacerdotes y levitas

44 En aquel día fueron puestos varones sobre las cámaras de los tesoros, de las ofrendas, de las primicias y de los diezmos, para recoger en ellas, de los ejidos de las ciudades, las porciones legales para los sacerdotes y levitas; porque era grande el gozo de Judá con respecto a los sacerdotes y levitas que servían.

45 Y habían cumplido el servicio de su Dios, y el servicio de la expiación, como también los cantores y los porteros, conforme al estatuto de David y de Salomón su hijo.

46 Porque desde el tiempo de David y de Asaf, ya de antiguo, había un director de cantores para los cánticos y alabanzas y acción de gracias a Dios.

47 Y todo Israel en días de Zorobabel y en días de Nehemías daba alimentos a los cantores y a los porteros, cada cosa en su día; consagraban asimismo sus porciones a los levitas, y los levitas consagraban parte a los hijos de Aarón.

jueves, 23 de junio de 2016

Los habitantes de Jerusalén

Pastor Jorge Malibran Lacorte
Nehemías 11:15-36
Es hermoso ver los nombres de todos aquellos que de una u otra forma se involucraron activamente en el servicio del templo del Señor. Desde levitas y cantores hasta los porteros y aún aquellos que trabajaban en el mantenimiento del templo. Me llama la atención en el verso 17 que se nos dan nombres de aquellos hombres que empezaban las alabanzas y acción de gracias al tiempo de la oración.

Que importante es entender que antes que otra cosa, debemos comenzar nuestros tiempos de encuentro con Dios con acción de gracias y alabanzas antes que pedir otra cosa.

Esa es la forma correcta de entrar en su presencia. Iniciemos pues este día de esta forma y agradezcamos que nos ha regalado este día para que andemos en su presencia con gratitud y no olvidemos ninguno de sus favores.

Bendiciones.

La Biblia 

Reina Valera

15 De los levitas: Semaías hijo de Hasub, hijo de Azricam, hijo de Hasabías, hijo de Buni;

16 Sabetai y Jozabad, de los principales de los levitas, capataces de la obra exterior de la casa de Dios;

17 y Matanías hijo de Micaía, hijo de Zabdi, hijo de Asaf, el principal, el que empezaba las alabanzas y acción de gracias al tiempo de la oración; Bacbuquías el segundo de entre sus hermanos; y Abda hijo de Samúa, hijo de Galal, hijo de Jedutún.

18 Todos los levitas en la santa ciudad eran doscientos ochenta y cuatro.

19 Los porteros, Acub, Talmón y sus hermanos, guardas en las puertas, ciento setenta y dos.

20 Y el resto de Israel, de los sacerdotes y de los levitas, en todas las ciudades de Judá, cada uno en su heredad.

21 Los sirvientes del templo habitaban en Ofel; y Ziha y Gispa tenían autoridad sobre los sirvientes del templo.

22 Y el jefe de los levitas en Jerusalén era Uzi hijo de Bani, hijo de Hasabías, hijo de Matanías, hijo de Micaía, de los hijos de Asaf, cantores, sobre la obra de la casa de Dios.

23 Porque había mandamiento del rey acerca de ellos, y distribución para los cantores para cada día.

24 Y Petaías hijo de Mesezabeel, de los hijos de Zera hijo de Judá, estaba al servicio del rey en todo negocio del pueblo.
Lugares habitados fuera de Jerusalén

25 Tocante a las aldeas y sus tierras, algunos de los hijos de Judá habitaron en Quiriat-arba y sus aldeas, en Dibón y sus aldeas, en Jecabseel y sus aldeas,

26 en Jesúa, Molada y Bet-pelet,

27 en Hazar-sual, en Beerseba y sus aldeas,

28 en Siclag, en Mecona y sus aldeas,

29 en En-rimón, en Zora, en Jarmut,

30 en Zanoa, en Adulam y sus aldeas, en Laquis y sus tierras, y en Azeca y sus aldeas. Y habitaron desde Beerseba hasta el valle de Hinom.

31 Y los hijos de Benjamín habitaron desde Geba, en Micmas, en Aía, en Bet-el y sus aldeas,

32 en Anatot, Nob, Ananías,

33 Hazor, Ramá, Gitaim,

34 Hadid, Seboim, Nebalat,

35 Lod, y Ono, valle de los artífices;

36 y algunos de los levitas, en los repartimientos de Judá y de Benjamín.

Los habitantes de Jerusalén

Pastor Jorge Malibran Lacorte
Nehemías 11:1-14 
Llegó el tiempo de habitar Jerusalén. Los muros ya estaban construidos y las puertas cerradas, sin embargo había aún ciertas carencias y algo de inseguridad. El liderazgo se quedó a vivir ahí, y ahora el pueblo echa suertes para comenzar a repoblar Jerusalén. Una de cada 10 familias queda ahí, en la ciudad donde ciertamente la presencia de Dios debería habitar, pues ahí estaba el templo (Esto me recuerda algo así como el diezmo).

El pueblo bendijo a todos los varones que "voluntariamente" se ofrecieron para morar en Jerusalén. Esto significa que ellos decidieron sin presión alguna estar cerca de la presencia de Dios.

¿Y que hay de nosotros? 

¿Buscamos estar cerca de Dios voluntariamente? Le servimos voluntariamente? 

¿Le ofrendamos voluntariamente?.

Solo Dios y cada uno de nosotros tiene las respuestas. Bendiciones.
La Biblia
Reina Valera

11 Habitaron los jefes del pueblo en Jerusalén; mas el resto del pueblo echó suertes para traer uno de cada diez para que morase en Jerusalén, ciudad santa, y las otras nueve partes en las otras ciudades.

2 Y bendijo el pueblo a todos los varones que voluntariamente se ofrecieron para morar en Jerusalén.

3 Estos son los jefes de la provincia que moraron en Jerusalén; pero en las ciudades de Judá habitaron cada uno en su posesión, en sus ciudades; los israelitas, los sacerdotes y levitas, los sirvientes del templo y los hijos de los siervos de Salomón.

4 En Jerusalén, pues, habitaron algunos de los hijos de Judá y de los hijos de Benjamín. De los hijos de Judá: Ataías hijo de Uzías, hijo de Zacarías, hijo de Amarías, hijo de Sefatías, hijo de Mahalaleel, de los hijos de Fares,

5 y Maasías hijo de Baruc, hijo de Colhoze, hijo de Hazaías, hijo de Adaías, hijo de Joiarib, hijo de Zacarías, hijo de Siloni.

6 Todos los hijos de Fares que moraron en Jerusalén fueron cuatrocientos sesenta y ocho hombres fuertes.

7 Estos son los hijos de Benjamín: Salú hijo de Mesulam, hijo de Joed, hijo de Pedaías, hijo de Colaías, hijo de Maasías, hijo de Itiel, hijo de Jesaías.

8 Y tras él Gabai y Salai, novecientos veintiocho.

9 Y Joel hijo de Zicri era el prefecto de ellos, y Judá hijo de Senúa el segundo en la ciudad.

10 De los sacerdotes: Jedaías hijo de Joiarib, Jaquín,

11 Seraías hijo de Hilcías, hijo de Mesulam, hijo de Sadoc, hijo de Meraiot, hijo de Ahitob, príncipe de la casa de Dios,

12 y sus hermanos, los que hacían la obra de la casa, ochocientos veintidós; y Adaías hijo de Jeroham, hijo de Pelalías, hijo de Amsi, hijo de Zacarías, hijo de Pasur, hijo de Malquías,

13 y sus hermanos, jefes de familias, doscientos cuarenta y dos; y Amasai hijo de Azareel, hijo de Azai, hijo de Mesilemot, hijo de Imer,

14 y sus hermanos, hombres de gran vigor, ciento veintiocho, el jefe de los cuales era Zabdiel hijo de Gedolim.
Imagen: natrimoniosfuerte.blogspot.com

martes, 21 de junio de 2016

Nehemías 10:32-39

Pastor Jorge Malibrán Lacorte
Había comenzado un genuino avivamiento espiritual en el pueblo de Dios y no sólo habían decidido dejar de hacer lo malo, que ya es bastante bueno, sino que ahora estaban tomando la decisión de hacer lo bueno. Amarían la obra de Dios, el templo y a sus siervos y se responsabilizaban del sostén y edificación del templo. Cada año iniciarían con las primicias de todo, trayéndolas al sumo sacerdote. Igualmente, procurarían que nunca faltará la leña para el altar. Los diezmos de todos estarían ahí y servirían para mantener y acrecentar la obra de Dios. Bien nos dice el Señor..."Mateo 6:21

Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón." 

¿Está tu corazón en la casa de Dios? 

¿Eres fiel con tus diezmos?

¿Quieres ver crecer la obra de Dios? 

¿Donde está tu corazón? 

Bendiciones.

La Biblia 

Reina Valera

32 Nos impusimos además por ley, el cargo de contribuir cada año con la tercera parte de un siclo para la obra de la casa de nuestro Dios;

33 para el pan de la proposición y para la ofrenda continua, para el holocausto continuo, los días de reposo,[b] las nuevas lunas, las festividades, y para las cosas santificadas y los sacrificios de expiación por el pecado de Israel, y para todo el servicio de la casa de nuestro Dios.

34 Echamos también suertes los sacerdotes, los levitas y el pueblo, acerca de la ofrenda de la leña, para traerla a la casa de nuestro Dios, según las casas de nuestros padres, en los tiempos determinados cada año, para quemar sobre el altar de Jehová nuestro Dios, como está escrito en la ley.

35 Y que cada año traeríamos a la casa de Jehová las primicias de nuestra tierra, y las primicias del fruto de todo árbol.

36 Asimismo los primogénitos de nuestros hijos y de nuestros ganados, como está escrito en la ley; y que traeríamos los primogénitos de nuestras vacas y de nuestras ovejas a la casa de nuestro Dios, a los sacerdotes que ministran en la casa de nuestro Dios;

37 que traeríamos también las primicias de nuestras masas, y nuestras ofrendas, y del fruto de todo árbol, y del vino y del aceite, para los sacerdotes, a las cámaras de la casa de nuestro Dios, y el diezmo de nuestra tierra para los levitas; y que los levitas recibirían las décimas de nuestras labores en todas las ciudades;

38 y que estaría el sacerdote hijo de Aarón con los levitas, cuando los levitas recibiesen el diezmo; y que los levitas llevarían el diezmo del diezmo a la casa de nuestro Dios, a las cámaras de la casa del tesoro.

39 Porque a las cámaras del tesoro han de llevar los hijos de Israel y los hijos de Leví la ofrenda del grano, del vino y del aceite; y allí estarán los utensilios del santuario, y los sacerdotes que ministran, los porteros y los cantores; y no abandonaremos la casa de nuestro Dios.
Imagen: reavivadosportupalabra.blogspot.com

domingo, 19 de junio de 2016

NEHEMÍAS 9: 32- 38

Pastor Jorge Malibrán Lacorte
Nehemías 9:32-38 
Nehemías ora al padre reconociendo quién es Él y quién es el pueblo y el porqué estaban sufriendo de oprobio en la misma tierra que se les había dado para prosperar.

Reconoce los atributos de Dios al declararle un Dios grande, fuerte, temible que guarda el pacto y la misericordia, que es justo y que paga a cada quien según sus obras. A la vez, reconoce que su situación era consecuencia del descuido que habían tenido para observar sus leyes y estatutos. 

Ahora, conduce a todo el liderazgo a escribir promesa ante Dios y firmarla con compromiso. ¿Qué tan conscientes estamos de nuestra situación? ¿Qué tanto reconocemos nuestras faltas? ¿Qué tan dispuestos estamos para cambiar y hacer lo justo delante de Él?. Aquí está la clave del inicio de un nuevo avivamiento personal, familiar, congregacional y nacional. 

¿Firmarías una hoja de promesas hoy delante de Dios? 

Bendiciones.

La Biblia

Reina Valera

Nehemías 9:32-38 
32 Ahora pues, Dios nuestro, Dios grande, fuerte, temible, que guardas el pacto y la misericordia, no sea tenido en poco delante de ti todo el sufrimiento que ha alcanzado a nuestros reyes, a nuestros príncipes, a nuestros sacerdotes, a nuestros profetas, a nuestros padres y a todo tu pueblo, desde los días de los reyes de Asiria hasta este día.

33 Pero tú eres justo en todo lo que ha venido sobre nosotros; porque rectamente has hecho, mas nosotros hemos hecho lo malo.

34 Nuestros reyes, nuestros príncipes, nuestros sacerdotes y nuestros padres no pusieron por obra tu ley, ni atendieron a tus mandamientos y a tus testimonios con que les amonestabas.

35 Y ellos en su reino y en tu mucho bien que les diste, y en la tierra espaciosa y fértil que entregaste delante de ellos, no te sirvieron, ni se convirtieron de sus malas obras.

36 He aquí que hoy somos siervos; henos aquí, siervos en la tierra que diste a nuestros padres para que comiesen su fruto y su bien.

37 Y se multiplica su fruto para los reyes que has puesto sobre nosotros por nuestros pecados, quienes se enseñorean sobre nuestros cuerpos, y sobre nuestros ganados, conforme a su voluntad, y estamos en grande angustia.
Pacto del pueblo, de guardar la ley

38 A causa, pues, de todo esto, nosotros hacemos fiel promesa, y la escribimos, firmada por nuestros príncipes, por nuestros levitas y por nuestros sacerdotes.

sábado, 18 de junio de 2016

Esdras confiesa los pecados de Israel

Pastor Jorge Malibrán Lacorte
Nehemías 9:23-31 
Que gran contraste entre el corazón de Dios y el corazón del hombre. Dios bendijo a su pueblo y lo prosperó dándole tierras y ciudades, destruyendo a sus moradores y cuando se saciaron y deleitaron le provocaron a ira, rebelándose contra Él. Entonces Dios les castigaba y volvían a Dios con clamor y Él les escuchaba desde el cielo y los volvía a bendecir para volver a rebelarse contra Dios.

Dios les hablaba por medio de su Santo Espíritu a través de los profetas, pero no escucharon, por lo cual los volvió a entregar a los pueblos de la tierra. Más por tus muchas misericordias no los consumiste, ni los desamparaste; porque eres Dios clemente y misericordioso. 

Que Dios como el nuestro... No hay otro como Él.

Bendiciones.

23 Multiplicaste sus hijos como las estrellas del cielo, y los llevaste a la tierra de la cual habías dicho a sus padres que habían de entrar a poseerla.

24 Y los hijos vinieron y poseyeron la tierra, y humillaste delante de ellos a los moradores del país, a los cananeos, los cuales entregaste en su mano, y a sus reyes, y a los pueblos de la tierra, para que hiciesen de ellos como quisieran.

25 Y tomaron ciudades fortificadas y tierra fértil, y heredaron casas llenas de todo bien, cisternas hechas, viñas y olivares, y muchos árboles frutales; comieron, se saciaron, y se deleitaron en tu gran bondad.

26 Pero te provocaron a ira, y se rebelaron contra ti, y echaron tu ley tras sus espaldas, y mataron a tus profetas que protestaban contra ellos para convertirlos a ti, e hicieron grandes abominaciones.

27 Entonces los entregaste en mano de sus enemigos, los cuales los afligieron. Pero en el tiempo de su tribulación clamaron a ti, y tú desde los cielos los oíste; y según tu gran misericordia les enviaste libertadores para que los salvasen de mano de sus enemigos.

28 Pero una vez que tenían paz, volvían a hacer lo malo delante de ti, por lo cual los abandonaste en mano de sus enemigos que los dominaron; pero volvían y clamaban otra vez a ti, y tú desde los cielos los oías y según tus misericordias muchas veces los libraste.

29 Les amonestaste a que se volviesen a tu ley; mas ellos se llenaron de soberbia, y no oyeron tus mandamientos, sino que pecaron contra tus juicios, los cuales si el hombre hiciere, en ellos vivirá; se rebelaron, endurecieron su cerviz, y no escucharon.

30 Les soportaste por muchos años, y les testificaste con tu Espíritu por medio de tus profetas, pero no escucharon; por lo cual los entregaste en mano de los pueblos de la tierra.

31 Mas por tus muchas misericordias no los consumiste, ni los desamparaste; porque eres Dios clemente y misericordioso.

Esdras confiesa los pecados de Israel

Pastor Jorge Malibrán Lacorte
Nehemías 9:9-22
En este pasaje vemos como el pueblo de Dios hace memoria de las múltiples bendiciones y de la gran misericordia de Dios para con su heredad.

Es hermoso ver milagro tras milagro y como a pesar de la dureza y rebeldía del pueblo, Dios nunca los abandonó. Les dio pan del cielo en su hambre y aguas de la peña en su sed. Más ellos y nuestros padres fueron soberbios y endurecieron su cerviz, y no escucharon sus mandamientos. 

Siglos después se repitió la historia. Jesús vino al mundo y con él recibimos el pan del cielo y el agua viva, y que vemos hoy? Lo mismo, gente altiva e indiferente al llamado de Dios, que prefieren dedicarse a la idolatría de sus propios dioses. 

Sin embargo, su misericordia sigue de pie, esperando a ver quién voltea a la cruz y se arrepiente de todo pecado. Maravilloso día es este para ponernos a cuentas con Dios y pedirle perdón y salvación... ¿No lo cree? Dios nos está llamando. 

¿Que le responderemos? 

Bendiciones

9 Y miraste la aflicción de nuestros padres en Egipto, y oíste el clamor de ellos en el Mar Rojo;

10 e hiciste señales y maravillas contra Faraón, contra todos sus siervos, y contra todo el pueblo de su tierra, porque sabías que habían procedido con soberbia contra ellos; y te hiciste nombre grande, como en este día.

11 Dividiste el mar delante de ellos, y pasaron por medio de él en seco; y a sus perseguidores echaste en las profundidades, como una piedra en profundas aguas.

12 Con columna de nube los guiaste de día, y con columna de fuego de noche, para alumbrarles el camino por donde habían de ir.

13 Y sobre el monte de Sinaí descendiste, y hablaste con ellos desde el cielo, y les diste juicios rectos, leyes verdaderas, y estatutos y mandamientos buenos,

14 y les ordenaste el día de reposo[a] santo para ti, y por mano de Moisés tu siervo les prescribiste mandamientos, estatutos y la ley.

15 Les diste pan del cielo en su hambre, y en su sed les sacaste aguas de la peña; y les dijiste que entrasen a poseer la tierra, por la cual alzaste tu mano y juraste que se la darías.

16 Mas ellos y nuestros padres fueron soberbios, y endurecieron su cerviz, y no escucharon tus mandamientos.

17 No quisieron oír, ni se acordaron de tus maravillas que habías hecho con ellos; antes endurecieron su cerviz, y en su rebelión pensaron poner caudillo para volverse a su servidumbre. Pero tú eres Dios que perdonas, clemente y piadoso, tardo para la ira, y grande en misericordia, porque no los abandonaste.

18 Además, cuando hicieron para sí becerro de fundición y dijeron: Este es tu Dios que te hizo subir de Egipto; y cometieron grandes abominaciones,

19 tú, con todo, por tus muchas misericordias no los abandonaste en el desierto. La columna de nube no se apartó de ellos de día, para guiarlos por el camino, ni de noche la columna de fuego, para alumbrarles el camino por el cual habían de ir.

20 Y enviaste tu buen Espíritu para enseñarles, y no retiraste tu maná de su boca, y agua les diste para su sed.

21 Los sustentaste cuarenta años en el desierto; de ninguna cosa tuvieron necesidad; sus vestidos no se envejecieron, ni se hincharon sus pies.

22 Y les diste reinos y pueblos, y los repartiste por distritos; y poseyeron la tierra de Sehón, la tierra del rey de Hesbón, y la tierra de Og rey de Basán.

jueves, 16 de junio de 2016

Esdras confiesa los pecados de Israel

Nehemías 9:1-8
Pastor Jorge Malibrán Lacorte
Nehemías nos ofrece una gran lección. Los hijos de Israel se reúnen en ayuno y con cilicio y tierra sobre si y apartados de los extranjeros confiesan sus pecados y los de sus generaciones pasadas. Abren y leen el libro de la ley de Jehová y claman a gran voz a Jehová su Dios.

Me impacta que animan al pueblo para que se levante y bendiga a Jehová nuestro Dios reconociendo su grandeza, su misericordia, su sabiduría y su fidelidad para con su pueblo. 

Qué hermosa y maravillosa forma de comenzar el día. Te invito a que ahora mismo busques su presencia en oración y pidamos perdón a Dios por todos nuestros pecados y le alabemos sin temor alguno. No olvidemos que nuestro Dios es misericordioso y clemente, lento para la ira y grande en misericordia.

Bendiciones.
La Biblia
Reina Valera

Esdras confiesa los pecados de Israel

9 El día veinticuatro del mismo mes se reunieron los hijos de Israel en ayuno, y con cilicio y tierra sobre sí.

2 Y ya se había apartado la descendencia de Israel de todos los extranjeros; y estando en pie, confesaron sus pecados, y las iniquidades de sus padres.

3 Y puestos de pie en su lugar, leyeron el libro de la ley de Jehová su Dios la cuarta parte del día, y la cuarta parte confesaron sus pecados y adoraron a Jehová su Dios.

4 Luego se levantaron sobre la grada de los levitas, Jesúa, Bani, Cadmiel, Sebanías, Buni, Serebías, Bani y Quenani, y clamaron en voz alta a Jehová su Dios.

5 Y dijeron los levitas Jesúa, Cadmiel, Bani, Hasabnías, Serebías, Hodías, Sebanías y Petaías: Levantaos, bendecid a Jehová vuestro Dios desde la eternidad hasta la eternidad; y bendígase el nombre tuyo, glorioso y alto sobre toda bendición y alabanza.

6 Tú solo eres Jehová; tú hiciste los cielos, y los cielos de los cielos, con todo su ejército, la tierra y todo lo que está en ella, los mares y todo lo que hay en ellos; y tú vivificas todas estas cosas, y los ejércitos de los cielos te adoran.

7 Tú eres, oh Jehová, el Dios que escogiste a Abram, y lo sacaste de Ur de los caldeos, y le pusiste el nombre Abraham;

8 y hallaste fiel su corazón delante de ti, e hiciste pacto con él para darle la tierra del cananeo, del heteo, del amorreo, del ferezeo, del jebuseo y del gergeseo, para darla a su descendencia; y cumpliste tu palabra, porque eres justo.

Nehemías 8:13-18

Pastor Jorge Malibrán Lacorte
Interesante que fueron las cabezas de familias quienes se reunieron en torno a Esdras él escriba, para entender las palabras de la Ley.

Sabemos de la importancia del varón y la gran responsabilidad que tenemos como líderes en nuestro hogar, y como sacerdotes en nuestras casas. Da gusto entonces ver como en esta ocasión responden buscando "entender" y no sólo cumplir con un mandato religioso.

Esto nos muestra entonces un punto importante en nuestras oraciones diarias.... Oremos por los líderes o cabezas de nuestras casas, de nuestras iglesias y de nuestra nación para que haya un genuino despertar espiritual y busquemos acercarnos a la Palabra para entender y poner por obra la buena, agradable y perfecta voluntad de Dios y entonces veremos cambios positivos en nuestra generación.

Bendiciones.

La Biblia 

Reina Valera

Nehemías 8:13-18

8 Y leían en el libro de la ley de Dios claramente, y ponían el sentido, de modo que entendiesen la lectura.

9 Y Nehemías el gobernador, y el sacerdote Esdras, escriba, y los levitas que hacían entender al pueblo, dijeron a todo el pueblo: Día santo es a Jehová nuestro Dios; no os entristezcáis, ni lloréis; porque todo el pueblo lloraba oyendo las palabras de la ley.

10 Luego les dijo: Id, comed grosuras, y bebed vino dulce, y enviad porciones a los que no tienen nada preparado; porque día santo es a nuestro Señor; no os entristezcáis, porque el gozo de Jehová es vuestra fuerza.

11 Los levitas, pues, hacían callar a todo el pueblo, diciendo: Callad, porque es día santo, y no os entristezcáis.

12 Y todo el pueblo se fue a comer y a beber, y a obsequiar porciones, y a gozar de grande alegría, porque habían entendido las palabras que les habían enseñado.

13 Al día siguiente se reunieron los cabezas de las familias de todo el pueblo, sacerdotes y levitas, a Esdras el escriba, para entender las palabras de la ley.

14 Y hallaron escrito en la ley que Jehová había mandado por mano de Moisés, que habitasen los hijos de Israel en tabernáculos en la fiesta solemne del mes séptimo;

15 y que hiciesen saber, y pasar pregón por todas sus ciudades y por Jerusalén, diciendo: Salid al monte, y traed ramas de olivo, de olivo silvestre, de arrayán, de palmeras y de todo árbol frondoso, para hacer tabernáculos, como está escrito.

16 Salió, pues, el pueblo, y trajeron ramas e hicieron tabernáculos, cada uno sobre su terrado, en sus patios, en los patios de la casa de Dios, en la plaza de la puerta de las Aguas, y en la plaza de la puerta de Efraín.

17 Y toda la congregación que volvió de la cautividad hizo tabernáculos, y en tabernáculos habitó; porque desde los días de Josué hijo de Nun hasta aquel día, no habían hecho así los hijos de Israel. Y hubo alegría muy grande.

18 Y leyó Esdras en el libro de la ley de Dios cada día, desde el primer día hasta el último; e hicieron la fiesta solemne por siete días, y el octavo día fue de solemne asamblea, según el rito.

martes, 14 de junio de 2016

Nehemías 8:1-12

Maravillosa escritura donde podemos ver una invitación a valorar grandemente el día del Señor, cuando todos sin excepción debemos darnos cita delante de la puerta de las Aguas (Nuestro lugar de congregación), para escuchar la Palabra de Dios. 

Interesante también que la reunión iniciaba al alba hasta el mediodía ( un mensaje para los que se molestan por el tiempo de la reunión), pero lo más hermoso era ver la actitud del pueblo ante la lectura de la Palabra:..."Todo el pueblo estaba atento al libro de la ley". Esto nos debe hacer reflexionar en primer lugar sobre la importancia de congregarnos siempre, en segundo lugar de estar muy atentos a la Palabra y en tercer lugar de estar gozosos porque es el día en que Dios habla de manera especial a su pueblo.

Día de fiesta y gran celebración. ¿Eres fiel a tu congregación?. ¿Amas la enseñanza y predicación de la Palabra?...,Dios nos está hablando. Bendiciones

La Biblia 

Reina Valera

Nehemías 8:1-12 

8 y se juntó todo el pueblo como un solo hombre en la plaza que está delante de la puerta de las Aguas, y dijeron a Esdras el escriba que trajese el libro de la ley de Moisés, la cual Jehová había dado a Israel.

2 Y el sacerdote Esdras trajo la ley delante de la congregación, así de hombres como de mujeres y de todos los que podían entender, el primer día del mes séptimo.

3 Y leyó en el libro delante de la plaza que está delante de la puerta de las Aguas, desde el alba hasta el mediodía, en presencia de hombres y mujeres y de todos los que podían entender; y los oídos de todo el pueblo estaban atentos al libro de la ley.

4 Y el escriba Esdras estaba sobre un púlpito de madera que habían hecho para ello, y junto a él estaban Matatías, Sema, Anías, Urías, Hilcías y Maasías a su mano derecha; y a su mano izquierda, Pedaías, Misael, Malquías, Hasum, Hasbadana, Zacarías y Mesulam.

5 Abrió, pues, Esdras el libro a ojos de todo el pueblo, porque estaba más alto que todo el pueblo; y cuando lo abrió, todo el pueblo estuvo atento.

6 Bendijo entonces Esdras a Jehová, Dios grande. Y todo el pueblo respondió: !!Amén! !!Amén! alzando sus manos; y se humillaron y adoraron a Jehová inclinados a tierra.

7 Y los levitas Jesúa, Bani, Serebías, Jamín, Acub, Sabetai, Hodías, Maasías, Kelita, Azarías, Jozabed, Hanán y Pelaía, hacían entender al pueblo la ley; y el pueblo estaba atento en su lugar.

8 Y leían en el libro de la ley de Dios claramente, y ponían el sentido, de modo que entendiesen la lectura.

9 Y Nehemías el gobernador, y el sacerdote Esdras, escriba, y los levitas que hacían entender al pueblo, dijeron a todo el pueblo: Día santo es a Jehová nuestro Dios; no os entristezcáis, ni lloréis; porque todo el pueblo lloraba oyendo las palabras de la ley.

10 Luego les dijo: Id, comed grosuras, y bebed vino dulce, y enviad porciones a los que no tienen nada preparado; porque día santo es a nuestro Señor; no os entristezcáis, porque el gozo de Jehová es vuestra fuerza.

11 Los levitas, pues, hacían callar a todo el pueblo, diciendo: Callad, porque es día santo, y no os entristezcáis.

12 Y todo el pueblo se fue a comer y a beber, y a obsequiar porciones, y a gozar de grande alegría, porque habían entendido las palabras que les habían enseñado.

lunes, 13 de junio de 2016

Los que volvieron con Zorobabel

Pastor Jorge Malibrán Lacorte
Nehemías 7:61-73
Seguimos viendo el censo que levantó Nehemías y como todos estuvieron de acuerdo en apoyar la obra.

Los cabezas de familia dieron para el tesoro de la obra y aun el mismo gobernador dio para el tesoro de la obra, y al igual, el pueblo también apoyó económicamente.

Todo el pueblo era uno en su corazón y se habían propuesto sacar adelante la obra, cada uno de acuerdo a sus posibilidades.

Que Dios nos permita llegar a ese grado de compromiso y amor por la obra de tal forma que apoyemos lo que Dios nos ha encomendado para nuestro tiempo actual.

Bendiciones.

La Biblia

Reina Valera

61 Y estos son los que subieron de Tel-mela, Tel-harsa, Querub, Adón e Imer, los cuales no pudieron mostrar la casa de sus padres, ni su genealogía, si eran de Israel:

62 los hijos de Delaía, los hijos de Tobías y los hijos de Necoda, seiscientos cuarenta y dos.

63 Y de los sacerdotes: los hijos de Habaía, los hijos de Cos y los hijos de Barzilai, el cual tomó mujer de las hijas de Barzilai galaadita, y se llamó del nombre de ellas.

64 Estos buscaron su registro de genealogías, y no se halló; y fueron excluidos del sacerdocio,

65 y les dijo el gobernador que no comiesen de las cosas más santas, hasta que hubiese sacerdote con Urim y Tumim.

66 Toda la congregación junta era de cuarenta y dos mil trescientos sesenta,

67 sin sus siervos y siervas, que eran siete mil trescientos treinta y siete; y entre ellos había doscientos cuarenta y cinco cantores y cantoras.

68 Sus caballos, setecientos treinta y seis; sus mulos, doscientos cuarenta y cinco;

69 camellos, cuatrocientos treinta y cinco; asnos, seis mil setecientos veinte.

70 Y algunos de los cabezas de familias dieron ofrendas para la obra. El gobernador dio para el tesoro mil dracmas de oro, cincuenta tazones, y quinientas treinta vestiduras sacerdotales.

71 Los cabezas de familias dieron para el tesoro de la obra veinte mil dracmas de oro y dos mil doscientas libras de plata.

72 Y el resto del pueblo dio veinte mil dracmas de oro, dos mil libras de plata, y sesenta y siete vestiduras sacerdotales.

73 Y habitaron los sacerdotes, los levitas, los porteros, los cantores, los del pueblo, los sirvientes del templo y todo Israel, en sus ciudades.

viernes, 3 de junio de 2016

Artajerjes envía a Nehemías a Jerusalén

Pastor Jorge Malibrán Lacorte
Nehemías 2:1-10 
En este capítulo podemos ver el impactante resultado de una oración intercesora perseverante.

Nehemías está ahora ante el rey y Dios le abre puertas y le concede el favor del rey. Interesante que ante toda oportunidad, Nehemías antes que nada ora al Dios de los cielos, con lo cual asegura el éxito. Como resultado, Nehemías pide cartas para que se le permita el paso, reciba el material necesario para la reconstrucción y sea escoltado en su camino. 

Quiero resaltar una frase al final del verso 8. "Y me lo concedió el rey, según la benéfica mano de Dios sobre mi". Oremos pues antes que nada y pidamos esto... Que la benéfica mano de Dios sea sobre nosotros y nuestra familia"- 

Bendiciones.

La Biblia

Reina Valera

Nehemías 2:2-10 
Artajerjes envía a Nehemías a Jerusalén

2 Sucedió en el mes de Nisán, en el año veinte del rey Artajerjes, que estando ya el vino delante de él, tomé el vino y lo serví al rey. Y como yo no había estado antes triste en su presencia,

2 me dijo el rey: ¿Por qué está triste tu rostro? pues no estás enfermo. No es esto sino quebranto de corazón. Entonces temí en gran manera.

3 Y dije al rey: Para siempre viva el rey. ¿Cómo no estará triste mi rostro, cuando la ciudad, casa de los sepulcros de mis padres, está desierta, y sus puertas consumidas por el fuego?

4 Me dijo el rey: ¿Qué cosa pides? Entonces oré al Dios de los cielos,

5 y dije al rey: Si le place al rey, y tu siervo ha hallado gracia delante de ti, envíame a Judá, a la ciudad de los sepulcros de mis padres, y la reedificaré.

6 Entonces el rey me dijo (y la reina estaba sentada junto a él): ¿Cuánto durará tu viaje, y cuándo volverás? Y agradó al rey enviarme, después que yo le señalé tiempo.

7 Además dije al rey: Si le place al rey, que se me den cartas para los gobernadores al otro lado del río, para que me franqueen el paso hasta que llegue a Judá;

8 y carta para Asaf guarda del bosque del rey, para que me dé madera para enmaderar las puertas del palacio de la casa, y para el muro de la ciudad, y la casa en que yo estaré. Y me lo concedió el rey, según la benéfica mano de mi Dios sobre mí.

9 Vine luego a los gobernadores del otro lado del río, y les di las cartas del rey. Y el rey envió conmigo capitanes del ejército y gente de a caballo.

10 Pero oyéndolo Sanbalat horonita y Tobías el siervo amonita, les disgustó en extremo que viniese alguno para procurar el bien de los hijos de Israel.